Problemas de salud que atiende el endocrinólogo
El Endocrinólogo

El endocrinólogo diagnostica, trata y recomienda medidas preventivas para enfermedades relacionadas con los órganos productores de hormonas y los órganos donde estas actúan. También se dedica a problemas del metabolismo.

Esto incluye a enfermedades órgano específicas (ej. de la glándula tiroides, de la hipófisis, de las gónadas, etc.) o "sistémicas", (Ej. hipertensión, diabetes, osteoporosis, climaterio, etc.).

Principales Enfermedades Endocrinas:

Hipo e Hipertiroidismo. Son enfermedades relacionadas con la falta o exceso de acción de las hormonas tiroideas.

Bocios, Nódulos Tiroideos y Cáncer de Tiroides. Son anormalidades de tamaño o nódulos en la glándula misma.

Enfermedades de la Hipófisis: Son enfermedades de la pituitaria, la glándula que comanda a las gónadas, tiroides, suprarrenales y además produce la hormona de crecimiento y prolactina. No son enfermedades infrecuentes como se suele creer. Pueden consistir en déficit hormonales por destrucción de la pituitaria o puede haber exceso de alguna hormona cuando la enfermedad consiste en tumores productores, como es el caso de prolactinomas, acromegalia o enfermedad de Cushing.

Enfermedades del Hipotálamo: A veces son consecuencia de grandes tumores de la silla turca que se han expandido o lesiones originadas en el propio hipotálamo. Pueden causar hipopituitarismo, diabetes insípida, obesidad hipotalámica, trastornos pseudoafectivos, alteraciones patológicas del sueño.

Trastornos Ováricos o Testiculares: Cuando se encuentra disminuida la función reproductiva o la función sexual debido a déficits hormonales, hablamos de hipogonadismo. Los hipogonadismos pueden venir desde la infancia o presentarse como una enfermedad nueva en cualquier etapa de la vida. Las disgenesias gonadales se asocian a alteraciones congénitas de los cromosomas, como es el caso de la Enfermedad de Klinefelter, Enfermedad de Turner o alteraciones en el desarrollo gonadal por falla hipotalámica, como el Síndrome de Kallman.

En este grupo se incluyen los trastornos menstruales endocrinos, el síndrome de ovarios poliquísticos, el exceso de vello, o hirsutismo y el manejo hormonal y no hormonal de la menopausia, aunque no todos los endocrinólogos se dedican a este tema.

Ginecomastia: Definido como el crecimiento notorio del tejido mamario en el hombre. Puede ser un problema simple del desarrollo, cuya atención va dirigida mas bien a la salud psicológica de los portadores. Sin embargo es preciso descartar patologías precisas que se manifiestan con ginecomastia, antes de efectuar tratamientos, tales como S. de Klinefelter y tumores productores de gonadotropinas, especialmente si se observa un progreso.

Osteoporosis. Es la alteración en la arquitectura del hueso que predispone a fracturas por fragilidad. Puede deberse a trastornos metabólicos del hueso a cualquier edad. Entre otras es preciso evaluar la función de las paratiroides y el metabolismo mineral del calcio y fósforo y corregir las anormalidades de acuerdo a guías muy precisas. Después de la menopausia o cualquier tipo de hipogonadismo, se produce un estado de pérdida de masa ósea acentuado y progresivo, por exceso de remodelado del esqueleto. Por eso ambas condiciones están muy ligadas.

Enfermedades de las Glándulas Suprarrenales: Son las adrenales, las glándulas encargadas de producir cortisol, aldosterona y andrógenos. El exceso de cortisol es la anormalidad central en el Síndrome de Cushing, en tanto que la carencia lo es en la enfermedad de Addison. El exceso de cortisol predispone a una forma especial de obesidad y diabetes en el S. de Cushing.  La carencia, de la insuficiencia suprarrenal, produce decaimiento,  alteraciones de la regulación de la cantidad de sal en el cuerpo, anormalidades musculares, calambres y baja de peso. Existe una serie de otras enfermedades de esta glándula, lo que incluye a las hiperplasias, adenomas y cánceres.

Hipertensión Arterial. La hipertensión es un problema de salud que trasciende a varias especialidades médicas por varias razones: Independiente de la causa, la intensidad y duración de la hipertensión no tratada tiene consecuencias sobre el corazón, riñón y cerebro, por ende, suele ser asistida por cardiólogos y nefrólogos en sus etapas mas avanzadas o después de aparecer las complicaciones.

Si no se logra establecer una causa de hipertensión, hablamos de hipertensión "esencial" o "idiopática". Aunque no se conozca la causa, existe abundante evidencia científica sobre su manejo clínico, destinado a evitar todas sus consecuencias.

Un grupo menor pero significativo de pacientes tiene "Hipertensión secundaria", aquella que se desarrolla como consecuencia de una anormalidad específica de los órganos relacionados y que es susceptible de tratar con medidas también específicas, de acuerdo a la causa. Es el caso de la hipertensión renovascular, del hiperaldosteronismo y de los feocromocitomas, todos los cuales son estudiados mediante protocolos endocrinológicos bien estandarizados.

Prediabetes, Síndrome Metabólico, Obesidad y Diabetes Mellitus. Prefiero agrupar estos estados en un gran conjunto de trastornos del metabolismo, ya que están muy relacionados entre sí, como causa y efecto, aunque a veces se presente alguno de ellos como problema independiente. Así como la identificación de predictores de infarto ha permitido a la humanidad formular estrategias especiales para detectar a los pacientes que requieren de medidas preventivas de enfermedades del corazón, también se han identificado factores de riesgo para diabetes y sus complicaciones circulatorias, nerviosas, renales y cardiovasculares.

Así como es fundamental tratar eficientemente a los diabéticos, es una tarea muy importante y de rendimiento aún mayor, detectar al prediabético, llevarlo a normal, y lograr perseverancia en un buen estilo de vida.
Puerto Varas, Chile
Sitio desarrollado por Medicare Ltda.